jueves, 19 de febrero de 2009

No es recomendable pasar casi 4 horas indizando libros de psicoanálisis. Sépanlo.

20 comentarios:

Hurricane dijo...

Nooo, ni de psico ni de ninguna clase. Cuando terminás de hacer eso sos capaz de llegar a tu casa y ordenar arriba de la mesada las papas por tamaño...
Besos!

r.- el corre ambulancias dijo...

peor debe ser leerlos!

Maria Rosa dijo...

Supongo que no, y con este fresquito de 45 grados a la sombra,,,,,piiiiioooooorrrr

La cabeza te queda como la de caballasca "te hirve"
CUACK!

IRENE dijo...

JUASSS solo esto t faltaba Ememmm...

Che me desasnaste, no conocia el verbo "indizar"..

yo indizo

tu indizas

el indiza

Q barbaro...vos quedaste mas loca y yo mas culta...cuac!

Anónimo dijo...

Lastima que detestas los masajes eMe,Unos faciales incluyendo nuca,cuello,hombros,brazos...hasta la punta del dedo menique,con fondo de sonidos de la naturaleza y luego un reparador suenio y quedarias O.Km. Gengi

Felipe dijo...

En serio no te gustan los masages? Sos la primera mujer que conozco que no le gustan. Eso de andar entre los libros de psicoanalisis te esta haciendo mal

Andre dijo...

Eme que embole!!! ese tipo de trabajos pueden generar derrame cerebral (te lo dice alguien que ya lo sufrio jejejej)

eMe dijo...

Hurri: cuando llego a mi casa no soy capaz de ordenar nada, justamente porque tengo una profesión en la que el orden manda. Si algo está fuera de lugar, no lo encuentra nadie nunca jamás!!!
Afuera del laburo soy todo lo contrario... (bueno, tengo momentos excepcionales, ponele)

Corre: seguramente!!!

Maria Rosa: el aire no me hizo notar los 45º, pero igual fue una quemazón.

Irenitus: es un verbo que inventamos hace mucho los bibliotecarios :) jajajajajaaaa

Gengi: DETESTO los masajes, y si en un día como el ayer alguien intenta hacerme masajes, LE CORTO LAS MANOS!!!

Feli: no me gustan lo masajes, pero sí las caricias, cosas muy distintas una de otra :)

Andre: sos bibliotecaria? laburaste en una biblioteca? se te terminó secando la neurona??? jajajajajajajaaaaaaaa

eMe dijo...

Irenitus: media pila y conjugame Indizar... quiero el pretérito imperfecto jajajajajajajajajajajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Grosa es la Rímolo, que inventó PROFUGAR.

Yo me profugo
Tu te profugas
El se profugas

QUÉ HIJA DE PUTA...

Felipe dijo...

Indizaba

Andre dijo...

Eme: Mucho peor, soy administrativa orquesta, fui secretaria etc. Estoy quemadisima

r.- el corre ambulancias dijo...

sabes que me suena a indizame todo, mamasa!

ya lo se, estoy quemadisimo

eMe dijo...

Felipe: ni idea si está bien che... :(

Andre: me imagino la quemazón. Yo me refería a asignarle descriptores de un tesauro... quedé limada y es tarea diaria, imaginate!!!

Jajajajajajaja Corre, bienvenido al clú, acá estamos todos limados!

IRENE dijo...

inventan un verbo y luego no saben conjugarlo????...jaaaaaaaaaaaa!!

eMe dijo...

Soy mujer Ire. Mejor miro en el diccionario de la RAE que me da la conjugación completa :) y no tengo que pensarrrrrr!!!

Oh sí!!! esssssissssttteeeee!!! :s

Anónimo dijo...

HMm...eMe,se me hace que tuviste alguna mala experiencia con los masajes,digamos que te agarro algun chambon,sino no se justifica tu DETESTO no se diferencia mucho con las caricias en el sentido de que se transmite amor,un masaje sin amor no tiene propiedades curativas(Espero que no lo tomes/tomen para la joda.) Gengi.

eMe dijo...

No no no... no confundo. NO me gustan los masaje, no me gusta que me toquen de manera sistemática.

Me gustan las caricias :) eso sí!!!

eMe dijo...

acá dejo la s que me comí en el comentario anterior!!!

Zeb dijo...

Con razooooooooooooon!

Ahora entiendo mis dificultades!!

Si llegas a encontrar "teatros de la mente" y "teatros del cuerpo", de Joyce Mc Dougall, me avisás que los necesito y están agotados en todos lados???

eMe dijo...

Zeb, este?
Autor: McDougall, Joyce
Título: Teatros de la mente: Ilusión y verdad en el escenario psicoanalítico .-
Fuente: Madrid; Tecnipublicaciones; 1987. 285 p. .
Resumen: Tomando el teatro como metáfora de la realidad psíquica la autora espera evitar las habituales clasificaciones psiquiátricas y psicoanalíticas de las entidades clínicas. Designar a alguien como un neurótico, un psicótico, un perverso o un psicosomático no supone más que una simple denominación inadecuada para describir algo tan complejo y sutil como la personalidad humana. No sólo alimenta la ilusión de haber dicho algo adecuado sobre alguien, sino que, además. supone que los demás estan libres de aquellos dramas psíquicos que yacen tras los síntomas a los que esos términos atañen. Sin embargo todo ser humano tiene sus conflictos neuróticos, pequeñas áreas de locura privada, sometidos al stress, todos son susceptibles de estallidos psicosomáticos y todos son capaces de crear fantasias perversas, así como de tener sueños imposibles.